Del Potro, un duro camino para regresar a la cima del mundo - Abierto de Tenis Los Cabos

Del Potro, un duro camino para regresar a la cima del mundo

Juan Martín del Potro tiene razones de sobra para sonreír. Luego de comenzar la presente temporada con un meritorio regreso al Top 10, ganar en marzo el título de Acapulco (su primer ATP 500 en cinco años) para después destronar a Roger Federer en Indian Wells y levantar su primer ATP Masters 1000, Del Potro concluyó el primer semestre de 2018 con una destacada actuación en Roland Garros al llegar a semifinales que lo posicionan esta semana en el cuarto puesto de la clasificación mundial.

Sin embargo, antes de estos primeros seis meses, muchas cosas pasaron por la cabeza del argentino.

Fue en agosto de 2014 la última vez que Del Potro estuvo entre los diez mejores del circuito. Para ese entonces, él ya estaba alejado de las canchas. En ese año solamente jugó cuatro torneos y en el último, se retiró ante Somdev Devvarman en Dubái. En marzo anunció una nueva operación en la muñeca izquierda, la cual lo retiró del tenis hasta 2015. Había empezado el año en la quinta plaza, llegó a ser 4° y tristemente terminó en el puesto 137° del ránking.

En 2015 y con dos operaciones en su haber, volvió con la ilusión de dejar en el pasado su historial de lesiones y recuperar su lugar entre los mejores del mundo. Pero las circunstancias de su realidad lo llevarían incluso a dudar sobre su continuidad como tenista profesional. Jugó en Sydney en enero y reapareció hasta Indian Wells en marzo. Su ránking se había desplomado: 618° del mundo. En junio y sin otra alternativa, regresó al quirófano. En las manos de los doctores se encontraba la última posibilidad para que Del Potro volviera a jugar tenis. Para entonces, el de Tandil era 590° del mundo.

Con dudas en su tenis e incluso temeroso de recaer en lesiones, Del Potro anunció su regreso para la temporada 2016. Sin ritmo de juego y casi a un año de haber disputado su último partido, el campeón del US Open 2009 tocó fondo en la clasificación: 1045° del mundo, misma posición con la que debutó como profesional en 2005.
El panorama no era alentador, pero el argentino no se dio por vencido y luchó contra viento y marea para por volver a figurar. Disputó cinco torneos en la primera mitad del año y su mejor actuación fue Delray Beach, donde llegó a semifinales.

Entonces llegaron los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y fue ahí donde la maquinaria entró en funcionamiento: derrotó en primera ronda a Novak Djokovic (número 1 del mundo en ese entonces) y a Rafael Nadal en semifinales. Perdió la final ante Andy Murray, pero la medalla de plata tenía un valor más especial: el tenis había recuperado a Juan Martín del Potro.

En el US Open llegó a cuartos de final, donde fue derrotado en un emotivo encuentro por el suizo Stan Wawrinka, eventual campeón. Posteriormente ganó en Estocolo un nuevo título y coronó su regreso siendo pieza fundamental en la conquista de la Copa Davis, la primera de Argentina en su historia.
De ser 1045 del ranking en febrero, Del Potro concluyó en el puesto 38°. La historia del regreso de Del Potro era ya increíble, pero ésta apenas iba comenzando.

La vuelta de la “Torre de Tandil” a los primeros planos terminó de concretarse en 2017. Pasó una primera mitad de año sin grandes logros. Pero en la recta final volvió a tener actuaciones destacadas que lo dejaron a la orilla de las ATP Finals de Londres. Contra todo pronóstico, derrotó a Federer en cuartos del US Open y cayó, nuevamente, ante el eventual campeón de Nueva York. En este caso, Rafael Nadal. Logró semifinales en Shanghai, refrendó Estocolmo y perdió con Federer la final de Basilea. Pasó de estar 42° del mundo en febrero a quedar en el puesto 11° del ránking.

En enero de 2018, Del Potro regresó al Top 10 precisamente en la décima posición, y tras triunfar en dos de los títulos más importantes del tour (Acapulco e Indian Wells), lograr una racha de 15 victorias de forma consecutiva, instalarse entre los primeros lugares de la “Race to London” rumbo a las ATP Finals, así como llegar a las semifinales de Roland Garros 9 años después de su primera vez, hoy Juan Martín del Potro vuelve a sonreír porque su tenis lo ha colocado nuevamente como el 4° mejor tenista del planeta, y es muy probable que, si la tendencia continúa, veamos a la “Torre de Tandil” llegar a una posición mucho más alta de la actual.

Del Top 4 en 2010 al Top 4 en 2018:

• 4° en enero de 2010
• 4° en febrero de 2014
• 10° en agosto de 2014
• 137° terminó en el 2014
• 618° en marzo de 2015
• 590° terminó en el 2015
• 1045° el 8 de febrero de 2016 (misma posición con la que debutó en 2005 como profesional)
• 420° en marzo de 2016
• 166° en junio de 2016
• 64° en septiembre de 2016
• 38° terminó en el 2016
• 42° en febrero de 2017
• 19° en octubre de 2017
• 11° terminó en el 2017
• 10° 15 de enero de 2018
• 4° 11 de junio de 2018