“De momento estoy realizando mi mejor año, y espero tener varios más con estos resultados. Lo estoy haciendo bien, debo seguir mejorando para seguirme acercando a los mejores del mundo”, fueron algunas de las palabras que el español Albert Ramos-Viñolas mencionó el pasado agosto, cuando se presentó en el Abierto de Los Cabos y su progreso aún no termina.

Con finales en Sao Paulo y Montecarlo, por desgracia ambas perdidas para él, Ramos-Viñolas demostró que su tenis está en progreso, en el que los resultados no son lo más importante, sino la calidad del juego, mismo que hizo presente en el Abierto de Los Cabos y más reciente en Shanghai, China.

En el penúltimo Masters 1000 de la temporada, Albert fue parte del cuadro principal a lado de Nadal, Federer, del Potro, Cilic, Alexander Zverev. Es decir, el torneo era de talla mundial y el español no se hizo menos.

Ramos no tuvo un camino sencillo, pues comenzó su andar desde la ronda de los 64 mejores y fue avanzando poco a poco. Joao Sousa, su compatriota Pablo Carreño y Jan-Lennard Struff fueron sus tres víctimas que le permitieron llegar hasta los cuartos de final, donde se tuvo que medir con Marin Cilic, el cuarto cabeza de serie del torneo.

Ante el croata, Albert dio pelea como se esperaba de él, pero el buen juego del balcánico no le dio oportunidad de sorprender, quedando abajo en sets corridos por 6-3 y 6-4, aunque el ponerse al tú por tú con y llegando a instancias importantes se ha convertido en una grata costumbre para el español.

Ahora viene el cierre de temporada de la ATP y Ramos-Viñolas seguro se mantendrá con el mismo pensar que hace unos meses, seguir mejorando para estar dentro de los jugadores top, algo que poco a poco consigue.

Ver más
NOTICIAS