El fin de una histórica marca - Abierto de Tenis Los Cabos

El fin de una histórica marca

David Ferrer está en el último tramo. Tomas Berdych y Jo-Wilfried Tsonga están muy lejos de ser aquellos jugadores que tenían el atrevimiento de retar a los grandes nombres. Andy Murray mantiene viva la esperanza por regresar, pero nadie sabe a ciencia cierta cuál es su condición real. Incluso Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer, a pesar de mantenerse en las primeras posiciones del ranking mundial, no son tan dominantes como en temporadas pasadas. Cuesta aceptarlo, pero el fin de la Era Dorada del tenis está cada vez más cerca del fin.

Otra evidencia de que estamos cerca del inevitable final es el punto final de una admirable marca lograda por Feliciano López. Es muy posible que el español, especialista en servicio y volea, no sea el primero que nos venga a la cabeza cuando toque hablar de su generación, pero nadie puede poner la calidad de su carrera tenística. Llegó cuatro veces a cuartos en Grand Slam, la más reciente en el US Open 2015; ganó títulos en todas las superficies, destacando el conquistado en Queen’s, cuando derrotó a Marin Cilic en la final de 2017. Aunque nunca llegó a figurar en el Top 10, sí logró ubicarse en el puesto 12 de la clasificación mundial (2 de marzo, 2015).

Y esa es sólo su carta de presentación en singles. Como jugador de dobles, López ganó Roland Garros junto a su compatriota Marc López, derrotando a los gemelos Bob y Mike Bryan. Haciendo dupla nuevamente con López, Feliciano llegó a la final del US Open en 2017 para colocarse 9° en el ranking de la categoría. Gracias a una excelsa combinación de toque fino y ataque letal, el español se ha ganado la admiración del público en dondequiera que juegue.

Pero ahora, a los 37 años, el brillo de su carrera ha comenzado a apagarse. Su nombre ya no es frecuente en los principales cuadros de los grandes eventos y las victorias son cada vez más escasas. Como resultado, Feliciano López ha salido por primera vez del Top 100. La última vez que “Feli” tuvo un ranking de tres dígitos fue el 8 de julio de 2002. En aquel entonces, el actual No. 1 del mundo, Novak Djokovic, no había ni siquiera empezado su carrera profesional. Mientras que Alexander Zverev, contaba con escasos 5 años.

Una extraordinaria racha ha llegado a su fin, pero López puede estar muy orgulloso de ella. Así como también lo debe estar por su récord de 68 apariciones consecutivas en torneos Grand Slam. Estos números representan una sola cosa: consistencia, misma que le valdrá al toledano ser recordado en el futuro como uno de los tenistas más brillantes de su generación.