La noche del pasado sábado se jugó la final de la primera edición del Next Gen de la ATP, que tuvo como sede la ciudad de Milán, Italia. El evento que solo permite la participación de siete jóvenes tenistas no mayores a 21 años, quienes pudieron clasificar debido a la cantidad de puntos acumulados en Grand Slam y ATP World Tour durante el año. Así que los participantes fueron: Andrey Rublev, Karen Khachanov, Denis Shapovalov, Borna Coric, Jared Donaldson, Hyeon Chung, Daniil Medvedev y Gianluigo Quinzi.

Tras jugar en sistema de Round Robin, en la semifinales se enfrentaron Chung en contra de Medvedev y en la contra Rublev contra Coric. Al final del día el surcoreano venció al ruso en cinco sets, mientras Andrey fue contundente y en tres sets dejó fuera al croata. La final se jugó el sábado entre en nacido en Corea del Sur y el nacido en Rusia.

Hyeon Chung llegó a la final rankeado en el número 54 del mundo y Andrey Rublev en el 37, además el ruso había alcanzado los cuartos de final del US Open este año, por lo que la estadística lo favorecía.

En poco menos de dos horas se jugaron cuatro sets, el primero para Rublev (3-4), el resto para el surcoreano que se levantó de un revés y consiguió ganar los tres sets restantes (4-3 , 4-2, 4-2), y así ganar la primera edición del Next Gen en Milán. Como premio Chung recibió 390 mil dólares, sin embargo este torneo no da puntos en el ranking de la ATP.

Con este resultado Hyeon Chung se convirtió en el primer surcoreano en levantar un trofeo ATP World Tour desde que Lee Hyung-Taik ganó en 2003 en Sídney

-Claves de la final

Al término del partido ambos jugadores dieron sus impresiones, el de Corea del Sur dio mérito a su fortaleza mental, pues el nerviosismo y el enojo te descontrolan para perder el control del partido. Hay que recordar que para ello el ex alumno de la Academia de Tenis Nick Bollettieri en Florida, contrató a un entrenador mental para ayudarlo a lidiar con la presión del tenis, lo que dio sus frutos en esta final.

“El entrenador dice todo el tiempo, primero intenta mantener la calma y el control, para tener la oportunidad de jugar mejor y mejor”, declaró Hyeon Chung al proclamarse campeón.

Por el otro lado Andrey Rublev, quien llegaba como favorito perdió el partido cuando se desesperó, a pesar de ganar el primer set su enojo acabó con el control mental. Las emociones se apoderaron de él y comenzó a cometer errores que le costaron perder la final. Es por ello que el ruso reconoció el temperamento de su rival y aceptó la derrota.

“Estaba jugando mucho mejor que él. Estaba dictando el partido, y solo porque dejé salir mi emoción y todo cambió, porque Chung, siempre estuvo allí”, dijo Rublev.     

Ver más
NOTICIAS