La gran hazaña de Sam Querrey - Abierto de Tenis Los Cabos

La gran hazaña de Sam Querrey

Si algo dio de qué hablar y hubo un partido que conmocionó y rompió con todas las expectativas en Wimbledon fue el partido de tercera ronda en la cancha central. El número uno del mundo al que le atribuimos todos los aficionados el mote de “el invencible, el imbatible” cedió ante un guerrero que con una fe inquebrantable y un gran tenis, le ganó por segunda vez a su ocho veces verdugo, Novak Djokovic.

Sam Querrey protagonizó el mayor escándalo probablemente del año en el mundo del tenis. Su rival, además de ser amplio favorito para el público, lideraba el “head to head” con ocho encuentros ganados y uno perdido. Cualquiera que tenga un récord negativo similar pensaría que se necesita de una proeza para ganar el partido, pero el estadounidense no tiene miedo a las proezas y encontró en la cancha los argumentos que ya una vez le permitieron doblegar al gigante serbio. Djokovic venía de ganar cuatro Grand Slams seguidos, 30 partidos sin perder en torneos del más alto prestigio. Querrey fue el héroe que no se encogió ante los números, las espeluznantes estadísticas y la confianza del público en su inminente derrota y decidió que a él le correspondía terminar con todas esas rachas para avanzar en el torneo. Y en cuatro  sets escribió esta hazaña, en un gran capítulo de su historia en el tenis.